El haber leído a Horacio Quiroga abrió mi mente y me hizo ver el mundo de otra manera ya que este cuentista dramaturgo con su estilo naturalista y modernista, hace que todo aquello que parece común se convierta  totalmente a la realidad irónica de la vida, La Gallina Degollada, El Almohadón de plumas  y A La Deriva fueron los cuentos que leí y en los tres hablan de una muerte seguro pero sin embargo todo lo que ocurre antes del deceso son una serie de eventos que te llevan a pensar que el final será diferente.

No soy amante de la lectura pero esta vez  me dejaron con ganas de leer mas a Quiroga por qué no es común, no es algo de lo que todos hablan son más que cuentos.